equilibrio pareja tiempo makelovehappen

10 claves para la gestión del tiempo en el matrimonio (y 3 bonus)

El equilibrio entre la individualidad de cada uno y la unión que habéis creado al casaros no suele ser algo que surja automáticamente, y puede que nos pasemos por un lado o por el otro, según nuestras maneras de ser, costumbres, o los ejemplos que hayamos tenido alrededor. Familia, amigos, hobbies —tiempo para uno mismo, en general—, trabajo y familia de origen parecen ser cinco bolas que tiras al aire y con las que tienes que hacer malabares intentando que ninguna caiga al suelo.

makelovehappen-posparto-ideas

10 cosas que he aprendido en mis pospartos

Cada mujer somos un mundo. Y cada embarazo en cada una de nosotras aumenta la casuística y las variantes. Y cada parto. Y cada hijo. Desde que nació Jaime tenía ganas de escribir sobre el posparto pero pensaba: ¿Qué hago hablando sobre esto con la experiencia de un único hijo?

Por eso, lo que os cuento aquí no pretende ser una guía ni un «haz estas 10 cosas para un posparto feliz», sino simplemente ideas que me han ayudado a mí en alguno de los pospartos —y a veces en los dos, pero otras veces en uno sí y en otro no—, por si alguna de ellas os puede ser de utilidad.

Para vosotras o para una amiga que pueda venirle bien 😉

Que gane el nosotros

Cuando hablamos y no nos entendemos, sufrimos. Para las situaciones en las que cada uno ve las cosas de una manera distinta y tenemos que tomar una decisión conjunta y no sabemos por dónde tirar, hay una palabra mágica: consenso.

makelovehappen-vivir-juntos-2.jpg

Por qué no vivir juntos antes de casarse es una buena opción (Parte II)

En el post anterior he intentado explicar que algunas razones que se suelen considerar al decidir si vivir juntos antes de casarse no tienen tanto peso como podría parecer: no es imprescindible la convivencia para saber si te quieres casar o no, convivir en una situación provisional —”por probar”— no te prepara realmente para una decisión permanente y, además, existe el riesgo de las diferentes expectativas que pueden ensombrecer el proyecto en común. 

Por otro lado, hay otros motivos —de mucho menos calado— por los que puedes plantearte convivir antes de casarte, pero que tal vez no sean tan buena idea: para ahorrar, para arreglar los problemas, porque "toca"... entre otros.