Que gane el nosotros

Cuando hablamos y no nos entendemos, sufrimos. Para las situaciones en las que cada uno ve las cosas de una manera distinta y tenemos que tomar una decisión conjunta y no sabemos por dónde tirar, hay una palabra mágica: consenso.