Navidad, Sartre y lo que aprendo de una Madre

Este año hemos puesto el belén de un modo un poco diferente al año pasado. Pablo ha colocado los troncos de corcho de tal manera que la gruta parece real. Al ángel anunciador lo hemos situado al lado de los pastores. El lago artificial ha sido objeto de una pequeña ampliación. En el Portal, la mula y el buey al fondo, y en primer plano José, el Niño y María... Pero algo no me terminaba de convencer...