makelovehappen-amigos-novios-matrimonio

Mi mejor amigo, pero más que un amigo

Siempre me han dado envidia los noviazgos que surgían de amistades. En mi planteamiento de cómo desearía que se sucediera el flujo de acontecimientos, ser amigos antes que novios era mi sueño. Veía —y veo— muchas ventajas a una situación así. Pero este no fue mi caso. Nunca. ¿Nos queda algún consuelo a quienes nuestro  enamoramiento no brotó sobre las raíces firmes de una verdadera amistad? No un consuelo, sino una preciosa tarea.