Cómo preparar una boda y disfrutar en el intento

7 cosas a tener en cuenta al empezar a preparar una boda y no olvidar durante el proceso.

  1. Saber que os queréis casar y por qué os queréis casar. En el fondo, teniendo claro que queréis casaros y si los motivos por los que queréis hacerlo son profundos, serenos, verdaderos y llenos de amor del bueno, el resto de los puntos sobran, pero podéis seguir leyendo, si queréis.
    eae862b0-3ea0-408d-80e2-22fb33c8fda3
  2. Hay tiempo para todo. Una boda más o menos numerosa se prepara con holgura en 6 meses (según la EPA —Experiencia Propia y Ajena—). Claro que todo depende del sitio, de las circunstancias de los novios y de muchos factores más. Ya hablaremos de eso próximamente…
    bevkyb487lqxy
  3. Coged experiencias de quienes os hayan precedido, escuchad a los padres, ved opiniones en foros de internet… peeeeeeroooooo recordad siempre «las opiniones se pesan, no se cuentan» (Séneca). Vosotros sabréis mejor que nadie cuándo, dónde y cómo casaros.
    ejf3visgq7yvq
  4. Que vuestras conversaciones no giren el 100% de las veces alrededor del día B. Esta recta final es ilusionante para seguir compartiendo lo que habéis compartido hasta el momento de comprometeros y también —¡muy importante!— para hablar del futuro. Del más allá del día B. A eso sí que vale la pena dedicarle tardes y tardes de cañas.
    wps5ulblhzj1k
  5. El consenso es fundamental en el matrimonio. Consenso, que no es lo mismo que ceder. Lo aprendimos en nuestro curso de preparación al matrimonio. Espero que a vosotros os hablen de esto porque es una pieza fundamental. La preparación de una boda es un buen entrenamiento para el consenso, ya que hay que tomar muchas decisiones e inevitablemente, a ti te van a gustar las flores así y a él asá, o a uno le flipará alquilar el mejor Mercedes y al otro le dará igual, a uno la iglesia de su barrio le parece lo mejor y el otro prefiere una construcción postmoderna… ¡A consensuar!
    26tp56iyzciuhvvue
  6. La pasta: los ceros importan. Mi madre dice que una boda te puede costar desde 0 euros (tú, él, el cura, dos testigos, una romántica ermita en el monte…) hasta infinito. En ese intervalo caben muchas cosas. Enseguida veréis que en muchos sitios es poner la etiqueta “boda” y al dependiente de turno se le ponen los ojos en forma de euros. Cuando la lista de gastos empieza a aumentar ceros, se corre el peligro de perder la sensibilidad. Una buena planificación, un buen presupuesto, esforzarse por hacer un par de gestiones más que las acostumbradas para encontrar el mejor precio… y no perder el norte sobre qué clase de boda quieres que sea y en dónde te interesa invertir más. ¿En tu look de novia? ¿En mimar a los invitados? ¿En el gran festín? ¿En la barra libre sin fin? ¿En Maroon 5 cantándote en el baile?
    noglywtk9tcmw Una amiga mía se casó tras acabar la carrera. No tenían mucho dinero  así que se apretaron el cinturón. Pero tenían una premisa clara: «Lo que consideramos que es lo realmente importante de todo el día es a lo que íbamos a dedicar lo mejor: así que como lo más importante es el momento de casarse, de unir nuestras vidas, nos ‘volcamos’ con todo lo relacionado a la ceremonia (flores, música…)»
    (Para más ideas sobre organizar una boda sin tirar la casa por la ventana, te recomiendo este post)
  7. Saber que os queréis casar y por qué os queréis casar. Sí, era el primer punto. Pero por si se os había olvidado mientras leíais el post, quería terminar con la idea fundamental. 😉 No os olvidéis de que el día B es solo el comienzo de los días más felices de vuestra vida.
    fwixdh70bokoo

En resumen: para preparar una boda y disfrutar en el intento, me parece importante no olvidar estos puntos de partida. A nosotros no nos los chivó nadie, pero los fuimos descubriendo por el camino —y seguro que hay más por descubrir—. Que haya amor del bueno, que sea una boda muy vuestra, no agobiarse por nada, y aprender a reírse de los incidentes que surjan, y de las peleas tontas por las hortensias. Al final, la boda será recordada no porque teníais la orquesta filarmónica finlandesa, ni por el solomillo, ni por los gemelos y los pendientes de diamantes. No. Será recordada por lo que os queréis.

Ya sabéis: el amor de verdad tiende a expandirse y es contagioso.


 

PD: Como toda lista, esta enumeración se queda corta. Seguro que hay decenas de puntos más a tener en cuenta. A mí se me ocurrió otro más hace unos días, no lo apunté y no he conseguido recordarlo. De todas maneras, para más ideas/sugerencias/etc que puedan ayudar a novios-futuros-esposos… ¡sois libres de comentar!

12 comentarios en “Cómo preparar una boda y disfrutar en el intento

  1. Peli dijo:

    Lo primero y principal… jaja muchas gracias por escribir este tipo de entradas y enhorabuena por el blog en si.
    Secondly, no has hablado de la lista de invitados y creo, intuyo, llámalo X, también suele ser un tema de “roce”… ¿Algún consejo, sugerencia, comentario, opinión, experiencia?

    Mil gracias y a seguir así 😉

    Le gusta a 1 persona

    • Luzmaral dijo:

      Muchas gracias a ti, Peli, por leerlas y disfrutarlas. El tema de la lista de invitados llegará, no te preocupes… En este post quería reflejar sobre todo las líneas esenciales para tener en cuenta durante todo el proceso. Iremos concretando… 😉 ¡Abrazo!

      Me gusta

Lo que aprendemos por el camino, muchas veces lo aprendemos con los demás... ¿Qué te ha parecido este texto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s