makelovehappen-regalos-boda

10 ideas de regalos de boda

Para unos novios, el mejor regalo que esperan de los invitados es su presencia. Puede sonar a tópico pero si no es así, al menos creo que debería serlo. Personalmente, me habría dado mucha pena que algunos amigos no hubieran asistido a nuestra boda por no poder regalar nada.

Como os contaba en «Breve guía del buen invitado a una boda»:

«No soy muy partidaria de la norma no escrita de que el regalo iguale en precio lo que intuyes que costará el cubierto del banquete. Si los novios quieren una boda cual celebrities, no pueden pretender que se la financien los invitados. Creo que no funciona así. Expresiones como “No la he invitado porque no podrá pagar el cubierto” me parecen terribles y desubicadas. Una boda no es una inversión, ni un negocio. Pero como los tiempos de crisis también afectan a los recién casados, seguro que agradecen cualquier detalle, grande o pequeño: todo suma y ayuda en la puesta en marcha de un nuevo hogar. Y si eres un pobre estudiante/becario precario/o situación similar y no tienes un euro, hay algo que sí tienes: tiempo. Ponlo a disposición de los novios: ensobrar invitaciones, poner lazos a detallitos, ¡hay muchas cosas en las que puedes ayudar! Si además de tiempo tienes una habilidad que pueda ser útil —maquillar, diseñar, hacer ramos de flores—, mejor que mejor».

Como todo en esta vida: “ni calvo ni tres pelucas”. Una cosa es casi cobrar por entrar a tu boda y otra es presentarte con las manos vacías; que sí, que tu presencia es lo más importante y nadie te va a decir lo contrario, pero, como decía más arriba, un detalle, por pequeño o simbólico que sea, no debería faltar. Es una manera de sumarte a la celebración y también de contribuir al comienzo del proyecto apasionante de quienes se casan.

Después de cinco años asistiendo a bodas —la nuestra incluida—, recopilo algunas ideas de regalo para una amplia horquilla de presupuestos. Si tenéis más sugerencias, no dudéis en añadirlas en los comentarios ;-).

1. A veces nos gusta regalar algo físico, material.

Algo que haga que los recientes esposos se acuerden de nosotros cada vez que lo vean. Algo con lo que sintamos que realmente estamos contribuyendo a construir ese nuevo hogar que se forma. Siempre es buena idea preguntar directamente: “¿Qué necesitáis?”, “¿Ya tenéis manteles?”, “¿Os vendría bien una mesa supletoria en el salón?”… Para que el joven matrimonio no se encuentre con cinco vajillas y siete lamparillas de noche.

2. Algo útil y/o decorativo hecho por ti mismo.

El valor de lo “hecho a mano con amor”. Un perchero con palets, un cuadro… o, en la línea del primer párrafo: aportar en especie tu contribución al día B.

3. La Thermomix —entre varios de los invitados—.

No cobro comisión, os lo prometo, pero es que es taaaaaan genial. Nos la regalaron algunas de mis amigas y a día de hoy me acuerdo de ellas con cariño y agradecimiento cada vez que la utilizo. Una solución buenísima para recién casados con poco tiempo y no demasiada maña en la cocina.

4. Escribe un libro con su historia.

Como hizo el joven periodista Manu de la Chica. Un regalo para siempre, que seguro que nunca olvidarán y 100% único.

5. Un retrato personalizado.

Los hacen muy bonitos Emilia Armijo, Blessings y Malu Serrano.

6. Paneles con las “normas de la casa” personalizables.

Hablando de Blessings: estos paneles me parecen un puntazo. A ver si los Reyes me traen uno el año que viene (guiño guiño).

7. Entregar el dinero de maneras originales.

Que los novios tengan que superar una gymkhana que les lleve hasta él (ojo con ir a fastidiar… tampoco tienen que ser las 12 pruebas de Hércules), doblar los billetes con papiroflexia y enmarcarlos en un cuadro de recuerdos… Mr. Google tiene muchas ideas al respecto y seguro que a ti se te ocurre algo adaptado a los novios que pueda hacerles especial ilusión.

8. Flores que no se marchitan.

Recientemente he descubierto Pequeña repostería, la tienda de Iesu Communio, que, además de tener unos dulces que da hambre solo verlos en la web, hacen unos centros, ramos, capazos y otras variedades con flores preservadas que son una maravilla. Una casa con flores es un plus, como bien describe Christian Bobin en Autorretrato con radiador.

9. Un vídeo alternativo.

Un paso más allá de la recopilación de fotografías desde la niñez de los recientes esposos: un videoclip con alguna de sus canciones favoritas en el que vayan apareciendo los diferentes invitados haciendo playback y marcándose alguna coreografía (¡hay que ser muy pro del montaje de vídeos para tenerlo listo antes de que acabe la fiesta pero es un puntazo!).

10. Una caja de experiencias.

Las primeras semanas y los primeros meses de casados ya van a estar llenos de emociones sin necesidad de hacer nada especial, pero disfrutar de un finde en la naturaleza, un spa, una cata de vinos, una cena en un sitio especial, una jornada de deportes de montaña o cualquiera de las experiencias que te ofrecen las diferentes empresas dedicadas a estas cosas puede ser un buen regalo.

 

¿Cuál fue el regalo de vuestra boda que más ilusión os hizo?

¿Y el que os resultó más útil?

¿Qué es lo más original que has regalado a unos novios?


Foto de Yomex Owo en Unsplash

Lo que aprendemos por el camino, muchas veces lo aprendemos con los demás... ¿Qué te ha parecido este texto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s