La alegría, como el amor, es regalo y es construir

Todos valoramos la alegría, apreciamos tener cerca personas alegres y a nosotros mismos nos gustaría que la alegría no nos abandonase, pero ¿es posible? ¿Qué es la alegría? ¿Es algo que nos viene dado o hay que currárselo? ¿Y qué hacer cuando aparece la tristeza? ¿Hay motivos para la alegría?

makelovehappen-ser-madre-miedo-3

Ser madre y tener miedo

Al ser madre, conocí el miedo. Todo empezó con Jaime. No estaba preparada para tener un hijo —porque nunca estamos realmente preparados para las cosas más importantes de la vida—. Las incertidumbres de las primeras semanas de embarazo dieron paso a otros miedos. Y la inquietud no disminuyó con su nacimiento. Pensé que con el segundo hijo sería distinto. Pero no. Al ser madre, conocí el miedo. Pero hice también otro descubrimiento.

El regalo de ser padres

Ser madre es un regalo. Ser padres, en general. Y, como es un regalo, es inmerecido, es porque sí, gratuito en su sentido más originario. No es un auto-regalo, no es algo que te compras. Eres responsable de cuidarlo, pero, en primer lugar, de acogerlo. Ser padres no es una meta, no es un derecho, no es algo que debas conseguir para llenar tu check-list de satisfacción emocional. ¿Y esto por qué?